Detox o no detox, esa es la cuestión

Share
Cristina Tamames Tabar

Cristina Tamames Tabar

Farmacéutica y doctora en farmacia y ciencias químicas.

En los últimos años se ha especializado en piel y producto natural, siempre teniendo una visión global de la salud para tener una mejor calidad de vida.

Fecha de publicación: 23 de agosto de 2021

INTRODUCCIÓN

Detox es una palabra que a todos nos suena, ¿pero realmente sabemos de qué se trata y para qué sirve?

Si vamos al diccionario, leeremos que detox, es “el proceso en el que alguien se abstiene o elimina de su cuerpo sustancias tóxicas o poco saludables”, en otras palabras, se limpia. Y solo sabiendo esto, vemos que se trata de un proceso muy interesante para cualquiera.

Pero para entender qué es el detox y qué beneficios tiene, quiero que pares un momento y hagas un cambio de chip. Hay muchas personas que cuando les pasa algo, se fijan en ese algo como algo independiente, pero considero que es un error, ya que hay que tener una mentalidad un poco más global, o como me gusta llamarlo, una mentalidad holística, ya que todo nuestro cuerpo está relacionado. De esta forma, siempre buscaremos el origen del problema y no lo trataremos de una “forma superficial”, como si estuviéramos poniendo un parche y no quisiéramos ver que ocurre en realidad.

Green detox

Si comparamos nuestro cuerpo con un aspirador, veremos que tenemos unos filtros para retener y eliminar la suciedad. Estos filtros que nos protegen, los forman las mucosas, el riñón y el hígado. Y cuando se habla de mucosas, nos referimos a ojos, boca, nariz, vías respiratorias, vasos sanguíneos, sistema digestivo, piel, vagina… en definitiva, tejidos. 

¿Verdad que después de pasar el aspirador, limpiamos el filtro para que la siguiente vez, podamos limpiar bien de una forma eficaz y así alargar la vida útil del electrodoméstico? Pues es lo mismo. Ahora que ya sabemos que es importante hacer un detox, vamos a poner unos ejemplos, en los que seguro que en algún momento te habrás sentido identificado. 

SOBRE CATEGORÍA

Cuando estamos estresados, nuestro cuerpo fabrica cortisol, que es la hormona del estrés. Este estrés, nos puede dar ansiedad, y siempre que la ansiedad asoma en nuestras vidas, hay si o si un aumento de peso. Eso es porque el cortisol aumenta la glucemia, y como ya sabemos, la glucosa llama a la glucosa, o lo que es lo mismo, el estrés (en muchas personas), hace que tengas un hambre voraz y atroz por lo dulce (y por todo lo que no es lo más recomendable). Si no cierras ese círculo vicioso, puedes desarrollar un síndrome metabólico, siendo la diabetes, hipertensión o hipercolesterolemia, algunos de los más conocidos.

Además de cambios en la glucemia, hay otros cambios que sufre el sistema digestivo con respecto al estrés: en concreto una malabsorción de mucosas, hecho que tiene diversas consecuencias. Entre ellas, hay una disminución de la absorción de nutrientes. Esto hace que se nos caiga el pelo, que la piel esté más enrojecida, que haya más imperfecciones, y más descamaciones (que pueden ir acompañadas de picor). En resumen, tu piel y cabello tienen peor aspecto.

El estrés provoca una disminución de la absorción de nutrientes

CONSEJO FARMACÉUTICO Y TRATAMIENTO

Asimismo, cuando hablamos de absorción de nutrientes, también nos referimos a absorción de medicamentos, así que hay que tener un especial cuidado en pacientes con medicación, ya que no estarían absorbiendo su dosis terapéutica necesaria.

Y que no absorbamos bien los nutrientes, tiene una consecuencia más allá, que es que nuestra biota no está en buenas condiciones. 

Hoy en día, nos encontramos la palabra biota hasta en la sopa, sin en muchas ocasiones, saber de que se trata. La biota, son un grupo de bacterias buenas que están en nuestra piel y mucosas (intestino, piel, boca y vagina son los más conocidos) y que nos protegen frente a bacterias oportunistas. Las bacterias oportunistas, esperan esa oportunidad para atacar y hacer daño (por ejemplo, nuevas y peores infecciones).

Pero el tener mal la biota intestinal (y es importante saber que, el estado en el que esté la biota y su composición, dependerá de nuestra alimentación), no solo significa que tu sistema digestivo esté más desprotegido o que la absorción de nutrientes no sea óptima, sino que también hay gases, hinchazón, retención de líquidos, aumento de peso, cansancio, fatiga y cambios en el estado de ánimo.

La influencia del detox en la biota intestinal

Y si queremos rizar el rizo, todas las mujeres, por un tema hormonal, tenemos mucha facilidad en hincharnos. Y eso es gracias a nuestros queridos estrógenos y progestágenos. Éstas, son unas hormonas que se fabrican en nuestro hígado y las responsables que desde la primera regla tenemos retención de líquidos, con su consecuente problema de circulación. Como estas hormonas tienen un componente antiinflamatorio, un par de días antes de la regla y durante la misma, al no producirlas, nos hinchamos más, ya que perdemos esta “protección antiinflamatoria”. Y un problema de retención de líquidos sumado a un problema de circulación se llama celulitis. Seguramente pensarás que tu no tienes celulitis, pero siento decirte que sí, simplemente que es muy incipiente y por eso no se observa, pero está allí.

En el caso de las mujeres que han entrado en el climaterio o menopausia, al no producir estas dos hormonas, no solamente tienen mucha más inflamación e hinchazón, sino que además padecen muchos otros cambios.

Y por terminar este ejemplo del estrés, en el que imagino que te habrás sentido identificado en algún aspecto, estarás de acuerdo que, con él, dormimos peor, descansamos peor y todo eso se traduce en cansancio, dolor y rigidez muscular, fatiga, cambio de humor y si no cerramos ese ciclo, podemos llegar a una depresión.

Por todas estas razones (que son unas cuantas) y por alguna más que me habré dejado en el tintero, es importante hacer un detox. Dependiendo del efecto que estemos buscando y de nuestro estado fisiológico (¡ojo al hipotiroidismo!), haremos un detox u otro, con mayor o menor frecuencia.

¿Empezamos?

Nutrientes del zumo detox

También te puede interesar

El dolor articular genera el 60% de las consultas en la farmacia comunitaria*
Salud Articulaciones
El dolor articular genera el 60% de las consultas en la farmacia comunitaria*

Más información >>

Estreñimiento crónico: un problema frecuente y molesto
Salud Flora intestinal
Estreñimiento crónico: un problema frecuente y molesto

Más información >>

Somos patrocinadores oficiales de las Jornadas SEFAC
Gestión de la farmacia - Jornadas SEFAC
Somos patrocinadores oficiales de las Jornadas SEFAC

Más información >>